Skip to content

Ahora que

agosto 14, 2012

Ha llegado el momento de salir del armario. Cuarenta y ocho horas sin juegos olímpicos, extinguido el papel de opositor y haciendo de un manso Rodríguez, con el ambiente oliendo a chamusquina y alguna chimenea de humo que todavía se quiere dejar ver en las faldas del Cabrito, abro esta ventana aprovechando las cada vez menos nuevas tecnologías. Sin pretensiones ni obligaciones, más que cumplir la palabra anunciada una vez producida la causa, siendo éste el efecto, aunque seguramente de no haberse dado la causa también tendríamos el mismo efecto porque la vida se va y hay que soltar lastre. Mi sufrida esposa me hace ver continuamente mis faltas de virtudes, siendo una de ellas la falta de iniciativa para lo que  no me interesa. Pues vamos a cumplir lo que me dije y dije, sin esperar a septiembre ni año nuevo, ni siquiera a ser investido de ese noble status que determina un antes y un después. Adelante la iniciativa. Ya está aquí. Siempre me sedujo tener un papel en el que escribir medio en serio, gratis y sin ocupar espacio. Este blog empieza aquí y espero que crezca y se desarrolle. Dependerá de mi iniciativa, claro está. Como quiera que parezco justificar este acto discrecional, es evidente que si no hubiera ganas de escribir algo, de manifestarse, de protestar, criticar, dar ideas o decir tonterías, que seguro las abrá, pero también de ser positivo y rendir homenaje a quien lo merece y de quien nadie probablemente escriba, no habría dado este paso. Esta primera vez se la merece la primera persona que va a visitarme en esta sede virtual. Virtual empezó siendo todo, dándole a la tecla antes que a las manos, una voz sin rostro ni sabor. No tardó en coger forma, suficientemente buena y mejorando con el tiempo, además. Imperfecta desde el principio, sin tapujos, pero todo tiene un precio y lo vale, aunque a veces parezca lo contrario. Ya se sabe que para ganar hay que perder, y como el oro, un valor refugio. Me gustaría valerme de la décima o el romance pero no tengo la clase de Enedina y resto de versadores. Cualquier letra del flaco Sabina valdría pero como todas te las sabes nada nuevo diría. Mater excepcional, riqueza inigualable para tus crías, no faltes nunca en el redil. De aquel mensaje en el teletexto a este menos breve episodio, siempre con letra sin música, total ya se puede pasar de los prolegómenos.

Anuncios

From → Uncategorized

One Comment
  1. J.Hdez permalink

    Una iniciativa a secundar por todos los que sentimos la necesidad innata de comunicar algo. No todos entienden el valor de la comunicación como herramienta del rigor al servicio del ciudadano. El cortar y pegar de ahora, me refiero a los “massmedia”, de las octavillas llamadas oficiales de la oficialidad no valen para ná ¡¡. La sociedad está harta de causas estériles, propiciadas por los sastres de la poltrona y sus bufones.
    Ánimo y apoyo en esta andadura fascinante. Aquí tienes a un lector incondicional, ávido de sensaciones trepidantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: